Guía sobre los juguetes más adecuados para los niños

¿Que juguete es más apropiado para cada intervalo de edad de la infancia?

Escoger el juguete apropiado para un niño conlleva más repercusiones de las que puedan observarse a simple vista. Esta elección repercutirá en varios aspectos de su educación y crecimiento, fomentando el desarrollo de ciertas capacidades a medida que se hace mayor. deMartina presta especial atención al aspecto educativo de los juguetes y por eso ha decidido desarrollar una guía para orientar a los padres.

De Bebes hasta los 2 años.

Los primeros meses de vida del niño son de experimentación y adecuación. El bebé empieza a recibir estímulos y a acostumbrarse a ellos progresivamente. Para el, todo lo que recibe por la vista, el tacto y el oído cobra especial interés y relevancia. La identificación de sonidos y colores empieza durante este rango de edad. Por tanto, los juguetes que estimulen este aspecto y se centren en estos sentidos son la elección más apropiada.

Debemos huir de los juguetes complejos, el bebe aún no ha desarrollado la capacidad de “jugar” tal y como se entiende convencionalmente. El niño no juega; experimenta y siente. Móviles de cuna, mordedores, sonajeros, pelotas… son lo más apropiado para esta edad, no requieren un esfuerzo mental y son perfectos para el primer contacto sensorial del pequeño. Veremos que el niño muerde y lanza todo lo que tiene a mano, es algo normal pues se esta familiarizando con sus capacidades sensoriales y motoras.

A partir de los 12-18 meses de edad sus hijos comenzarán a ser capaces de superar los retos que puede presentarle un juguete simple. Empiezan a entender la finalidad del juego en si y poco a poco van familiarizandose con ellos. Además durante esta etapa el pequeño empieza a desarrollar especialmente su movilidad. Por lo general es durante esta etapa cuando empieza a andar y a moverse con independencia.

Los andadores fomentan que tu hijo aprenda a caminar con independencia, suelen ser juguetes fijos en este intervalo de edad. Una vez el niño sabe caminar con independencia los juguetes de arrastre pasan a ser la primera elección de los padres, con ellos el niño disfruta andando por lo que evitan el sedentarismo y, además, desarrollan el sentido de la responsabilidad, se sienten dueños de su juguete y deben cuidar de él. Por otro lado, en esta etapa el pequeño comienza a ser capaz de enfrentarse a bloques de construcción, así como a juegos apilables y encajables.

Andador carrito conejo crazy Rabbit

Andador carrito conejo Crazy Rabbit de Janod

Con 2 años el niño ya sabe lo que es un juguete y empieza a decidir por si mismo según sus gustos.  Los padres deben atender a esta posibilidad; que el niño decida por si mismo que juguete prefiere es un primer paso en el desarrollo de su personalidad, por lo que no es conveniente ser excesivamente restrictivo en este aspecto. Obviamente, siempre existen unos límites. Debemos discernir entre que es apropiado y que no para ellos, evitando a su vez coartar sus gustos. Además el niño comienza a aprender con facilidad el lenguaje y es algo que debemos valorar.

Adquieren más importancia en esta etapa los bloques de construcción, que se vuelven algo más complejos y brindan más posibilidades. El niño se cansa con facilidad de las cosas, por lo que es conveniente que los juguetes les brinden varias posibilidades. Por su versatilidad también son recomendables los juguetes musicales con los que el niño aprende melodias y tiene un amplio espectro de notas para experimentar y combinar. Destacan por otra parte los juegos relacionados con el lenguaje y las letras.

Casa de juegos Duplo LEGO

Casa de juegos Duplo de LEGO

De 3 a 5 años.

Los niños empiezan a alcanzar cierta madurez cognitiva y demandan retos algo más complejos. A partir de los 3 años empieza a ser frecuentes el gusto por los puzzles, que se harán cada vez más complejos. Los pequeños ya tienen suficiente destreza en las manos como para desarrollar tareas más complejas como manualidades. Dibujar, colorear y moldear plastilina son el entretenimento más común y potencian la capacidad creativa del niño.

También es característica de esta etapa la tendencia de los hijos a imitar lo que hacen sus padres, lo que reporta en cierto modo un aprendizaje de rol social. Tanto para niños como para niñas resultan interesantes las cocinitas y lo relacionado con estas (comidas, accesorios…) Es común que los propios padres induzcan una especie de sexismo en los niños al catalogar los juguetes para chicos o chicas, debemos evitar completamente ese comportamiento ya que coartan los verdaderos gustos de los niños. También es la etapa de los primeros muñecos, con ellos los pequeños aprenden a reconocer partes del cuerpo y a ser responsables desarrollando comportamientos paternales.

Cocina de juguete Chic Janod

Cocina de juguete Chic Janod

Con 4 años los pequeños pueden seguir aprendiendo con muchos de los juguetes que utilizaban con 3 años, pero, en el campo de la destreza manual y motora, debemos prestar atención a la evolución de nuestros hijos y poco a poco, buscar opciones que vayan acentúen la dificultad. De esta forma, las manualidades y los puzzles se hacen más complejos y los juguetes más detallados.

Además, a partir de los 4 años los niños comienzan a desarrollar funciones mentales algo más complejas como la memoria. Los juegos tipo memo de cartas son los más indicados para guiar el aprendizaje en este aspecto. Tus hijos deberán reconocer y asociar correctamente formas y figuras adecuadas con sus parejas , recordando sus posiciones.

Ya llegando a los 5 años de edad niños comienzan definir sus gustos y son capaces de escoger juguetes por si mismos. Al brindársele esta oportunidad es frecuente que depositen su interés en torno a un único tipo de juguetes o un grupo reducido de estos. Es algo normal pero no se debe caer en la mecánica de conceder al niño absolutamente todo lo que quiere. Se le debe introducir una amplía variedad de opciones (dentro de sus gustos, eso sí) para que compagine distintos tipos de actividades y no pierda de vista los juguetes educativos.

De 6 a 8 años.

Los niños empiezan a socializar, han desarrollado suficientemente tanto la capacidad de hablar como el raciocinio como para ser capaces de explicar a sus padres que piensan, que les gusta y por qué les gusta. Su motricidad y su coordinación siguen experimentando mejoría y continuarán desarrollándose durante esta etapa, centrándose algo más en alcanzar una precisión mayor. Los juegos de construcción, por ejemplo, se hacen significativamente más complicados a partir de los 6 años, son capaces de interpretar las intrucciones y trasladarlas al montaje del juguete.

Leen con cierta soltura e independencia y debemos facilitarles los medios para que sigan evolucionando en este aspecto. Parejo al desarrollo del habla y la capacidad lectora el niño comienza a ser capaz de imaginar y expresar aquello que imagina; recortables, pinturas, manualidades… son buenas opciones para propiciar que nuestro hijo siga potenciando estas aptitudes.

Desde los 7 años el niño presta aún más atención a los detalles, profundizando más en los juguetes. Prestará especial atención a aquellos juguetes que sean más llamativos a la vista. Durante esta etapa  los pequeños se exponen a gran cantidad de mecanismos de marketing y publicidad que, por su inmadurez, consiguen normalmente sedimentar las intenciones sin problemas.  Los padres deben cuidar a sus hijos en este aspecto y, aunque no deben dejar de prestar atención a sus gustos, deben evitar consentir continuamente las pretensiones del niño, imbuidos probablemente en su mayoría de las veces por esos mecanismos comerciales. Una opción amena y adecuada son los juegos de mesa, que permiten al pequeño socializar y compartir un tiempo de ocio con amigos o familia.

Dixit Odyssey

Juego de mesa Dixit Odyssey

Los 8 años siguen un camino similar. El niño comienza a acostumbrarse a jugar en un ámbito común, disfruta compartiendo sus juguetes y juegos, de ahí que los juegos de mesa sigan siendo recomendables. Es importante además no descuidar la actividad física en el niño: Bicicletas, patines y algunos juguetes móviles menos tradicionales resultan beneficiosos para su bienestar físico y evitan un comportamiento sedentario.

De 9 a 10 años.

Tanto en los 9 como los 10 años. Tras una etapa centrada en compartir el tiempo de juego y basar gran parte de su entretenimiento en el encuentro social, el niño vuelve a experimentar una época en la que busca realizar sus propios planes, llevar a cabo actividades por si mismos y divertirse de forma independiente. Aparecen de nuevo como opciones adecuadas todo tipo de juegos con normas o reglas, el aprendizaje, la asimilación y el respeto hacia estas es un aspecto importante en la educación del niño. De esto se extrae que los juegos de mesa, que cada vez más complejos y requieren un vuelvan a ser una recomendación.

Aunque los pequeños centran cierta parte de su tiempo en si mismos durante este periodo, para nada son descartados los juegos en grupo. Destacan los deportes de equipo, en los que el niño puede expresarse y realizarse individualmente a la vez que interactúa con sus compañeros. Es especialmente importante la actividad física durante esta etapa, ya que los hábitos que se adoptan en estos años de edad suelen mantenerse en el futuro, fomentando así que los pequeños lleven estilos de vida saludables.

Juego de yoga El Zoo de Janod

Juego de yoga El Zoo de Janod

Los juegos de montaje repiten de nuevo, pero esta vez el niño se enfrenta ya a retos considerables. Ciertas Maquetas, y algunos modelos de Meccanos, Lego, o Megablocks enfrentan a los niños a retos apropiados, donde se pone en juego la visión espacial, así como la capacidad de planificación y concentración. También son interesantes los juegos científicos y, en general, aquellos que conlleven algún tipo de valor añadido, ya que aprenden además de divertirse. Por otra parte el niño empieza a desarrollar interés por otros modos de juego como las videoconsolas, debemos evitar los prejuicios respecto a estas plataformas pero, en la medida de lo posible, debemos intentar que compagine todas las formas de entretenimiento posibles. Es común que durante esta época los padres marquen el camino de sus hijos, sobre todo en la elección de un deporte. No debemos obligar a los niños a hacer aquello que no les motiva en este aspecto, es necesario escucharlos para evitar así futuras decepciones y falta de motivación.

11 – 12 años.

El niño se encuentra en la antesala de la adolescencia, sus preferencias ya han sido más que manifiestas y algunas de ellas lo acompañarán durante las etapas venideras de su madurez. Respecto a etapas anteriores no observamos ningún juego característico para este rango de edad. Deportes de equipo, lectura, actividades creativas, juegos de mesa, construcciones complejas… todo esto se mantendrá en los intereses del niño.

Todoterreno 2 en 1 Lego Technic

Todoterreno 2 en 1 de Lego Technic

La adolescencia suele conllevar en los jóvenes un alejamiento respecto a los juguetes que los han acompañado durante su infancia. Su centro de atención normalmente se orienta hacia otros aspectos relacionados con la adecuación social. Como últimos años de su infancia, es común que el niño comience a dejar de lado ciertos tipos de juguetes pues piensa que no corresponden a su edad.

Aún así los padres deben observar a sus hijos con especial atención. Puede ocurrir que dejen de realizar alguna actividad por presión social o de grupo. Debemos educarlos en la idea de que deben ocupar su tiempo de ocio aquello que les gusta y les motiva, sin importar que piensan sobre ello sus amigos y quiénes les rodean. Además así evitaremos comportamientos prejuiciosos en nuestros hijos.

El catálogo de deMartina está segmentado por edades con el fin de facilitar la búsqueda a los padres. Nos esforzamos en asesorar a los padres sobre qué juguetes son los más apropiados, por eso, esperamos que este post haya sido de ayuda y que ya tengas claro que juguete se ajusta más a tu búsqueda y a las necesidades de tus hijos.

Janod 02985
16.95€
Janod 05580
65.99€
Devir La Guerra del Anillo
79.99€
Lego 42008
106.99€
Mega bloks 81000
49.99€
Krooom K301
31.00€
Djeco DJ06012
36.95€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*