El sexismo en los juguetes

El sexismo en los juguetes. Análisis sobre la evolución de la publicidad y el sector juguetero desde los 70 hasta nuestros días.

  • La campaña “Let Toys Be Toys” establece un análisis comparativo sobre los
    Niña maquillándose

    La distinción por género en los juguetes puede hacer pensar que la apariencia es lo que realmente importa

    cambios que el sector juguetero ha experimentado desde los 70 hasta la actualidad.

  • Investigaciones recientes evidencian cómo el uso estereotipado del color rosa puede influenciar en la actitud o mentalidad de los más pequeños.
  • Efecto parejo puede igualmente provocarlo la asociación premeditada de determinados juguetes según el sexo.
  • En España, el 66,84% de los anuncios de juguetes analizados y anunciados en la Campaña de Navidad de 2012 contienen tratamientos sexistas.

 Desde los 70 hasta nuestros días

Es un hecho consabido que las mujeres han recorrido un largo camino desde la desigualdad característica de los cincuenta, sesenta y setenta hasta nuestros días.

Estante de una tienda. División por género.

Estante de una tienda diferenciada por género.

Sin embargo, paradójicamente, los estantes de muchas tiendas de juguetes reflejan justo lo contrario: aún en determinados aspectos seguimos anclados en el pasado. Nos referimos a esa necesidad por estereotipar los colores de los juguetes en base al género: azul para los niños, y rosa para las niñas. Así de simple.

También las tipologías de juguetes sufren esta distinción por género: mientras que los juguetes relacionados con los quehaceres domésticos se asocian a las niñas, a los niños se les anima a jugar con juegos de ciencia, coches y héroes de acción.

Este tema ha sido sometido a debate a raíz de la campaña de Let Toys Be Toys, quien recientemente compartió en Twitter una foto comparando los juguetes que se han venido comercializando en Argos desde los años 70. Mientras que inicialmente los cochecitos de muñecos, accesorios domésticos y hornos de juguete se fabricaban en colores neutros – blancos, rojos y azules-, dirigiéndose a ambos sexos, hoy la inmensa mayoría son de color rosa.

Los juguetes de los 70 y los actuales.

Tratamiento del género y del color: mientras en los 70 había diversidad de colores, hoy en día predomina el rosa

Basta echar un vistazo rápido y encontrar nuevos ejemplos similares a éste.

Las cocinas de antes, y las de ahora

Tratamiento del color en as cocinas de antes, y en las de ahora

De este modo, Let Toys Be Toys nació el pasado mes de noviembre cuando un grupo de padres británicos se unieron para pedir y luchar porque esta distinción del tipo “para los niños” y “para las niñas” dejara de existir. Una de las fundadoras, Tricia Lowther, escritora y madre de una niña de cinco años, declaró en MailOnline cómo los juguetes actuales son sometidos a una distinción discriminatoria, y “promovidos de acuerdo a estereotipos anticuados, ilógicas y sexistas”.

La campaña Let Toys Be Toys, que ya ha conseguido 6000 firmas, sostiene lo siguiente: “2013 debe ser el año en el que se rompan las etiquetas y categorías que asocian los juguetes de construcción, de aventura, científicos, de coches, y superhéroes con los niños; y las muñecas, cocinas, moda, princesas y las manualidades o juegos artesanales con las niñas“. Los juguetes cumplen tres objetivos claves: divertir, aprender y estimular creativa e intelectualmente a los más pequeños. Son ellos, independientemente de su sexo, los que deben elegir qué juguete prefieren en cada momento.

Asimismo, la investigación llevada a acabo por la doctoranda en sociología Elisabeth Sweet, ha respaldado ha reforzado la hipótesis de Tricia Lowther, fundamentada en cómo los estereotipos de géneros están cobrando cada vez más fuerza e influencia en el sector del juguete…de ahí sus declaraciones en el New York Times el pasado año: “hemos hecho grandes avances hacia la equidad de género en los últimos 50 años, pero el mundo de los juguetes se parece mucho más a la pasada década de los 50 “. Este es uno de los muchos datos esclarecedores que evidencian la evolución que la publicidad de juguetes ha venido experimentando a lo largo de la historia, pero hay otros aspectos extraíbles de su proyecto que debemos tener en cuenta:

  •  Durante su investigación sobre el papel del género en los anuncios y en el catálogo de juguetes Sears, comprobó que en el año 1975 muy pocos juguetes fueron comercializados de forma explícita en función del sexo, y casi el 70% no mostraron ningún tipo de señales relacionadas con el sexo.
  • En los 70, los anuncios de juguetes desafiaron ciertos estereotipos de género publicitando a niñas que construían, por un lado, y a chicos jugando con cocinas y accesorios, por otro.
  • Pero en 1995, la publicidad de género de los juguetes se acercaba de nuevo al estilo de mediados de siglo, y aún hoy perdura.

A estos datos añadimos los contenidos en el Informe Observatorio de la Publicidad Sexista, del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, y damos un salto hasta 2003. Los resultados revelan cómo en esta época también existían claras diferencias de género, marcadas sobre todo en el modo en el que se enfocaban y hacia quienes se dirigían los anuncios. Los anunciantes claramente delimitaban su target:

Observatorio de la Publicidad Sexista,  Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales

Fuente: Informe 2003 Observatorio de la Publicidad

 

 

 

 

 

 

Con todo, desde Let Toys Be Toys afirman que este clase de estereotipo sustentado en el género es un factor perjudicial para los niños: “A pesar de que los juguetes destinados a los niños fomentan la actividad y la aventura, ciertos juguetes específicamente dirigidos a las niñas encierran un mensaje subliminal que prioriza la apariencia física y lo superficial”.

Campaña de Barbie

Barbie: The Dolls Dream are made of

En relación al tema que nos ocupa, destacamos de una parte,  antiguas campañas publicitarias como la de Barbie, bajo el lema “The Dolls Dream are made of“; y por otro, la transformación física que muchos personajes animados han venido experimentando durante las últimas décadas.

Por ejemplo, Disney tuvo que enfrentarse a la dura reacción de los padres (e inclusive dar marcha atrás), al intentar hacer más sexy a Mérida Brave…aumentando el tamaño de sus ojos, afinando su cintura y moldeándole su cabello.

 

Pin y Pon actuales

Los Pin y Pon actuales

Análogamente, si retrocedemos en el tiempo encontramos numerosos ejemplos parejos a éste. Personajes como Rainbow BrightStrawbery Shortcake o los actuales Pin y Pon demuestran cómo este estereotipo ha ido creciendo y fortaleciéndose con el paso de los años: mientras en sus inicios los diseños de estos personajes transmitían una imagen infantil y  sencilla, hoy son muñecas van maquilladas, son delgadas y poseen piernas kilométricas.

Rainbow Bright y Strawberry Shortcake

El cambio físico de Rainbow Bright y Strawberry Shortcake

Packaging LEGO

Evolución de algunas líneas y modelos de LEGO

Pero hay más. Incluso los animales no han podido escaparse de este lavado de imagen. En los 80 My Little Pony se asemejaba físicamente a un caballo. Hoy, presenta unos enormes ojos, con falsas y larguísimas pestañas así como una melena larga y ondulada.

My Little Pony: antes y después

My Little Pony: antes y después

Jugando ensayas tu futuro

Las profesiones no tienen sexo, los juguetes tampoco

Si bien es cierto que organismos institucionales vienen llevando a cabo proyectos paliativos que tienen por objeto controlar un asunto tan polémico y extendido.

Algunos ejemplossignificativos los encontramos en la Campaña de sensibilización de juguetes no sexistas que la Dirección General de Igualdad de Oportunidades emprende anualmente, las Guías e Informes que ha venido desarrollando el IAM, la campaña Jugar para ser iguales de la Junta de Castilla y León, o el control que Autocontrol realiza sobre los anuncios infantiles antes de su emisión en Televisión, por citar algunas de las entidades reguladoras existentes.

 

Los niños eligen a qué jugar

Los niños eligen a qué jugar

Éstas y otras iniciativas junto con la de Let Toys Be Toys tienen por objeto evitar el sexismo que impera en nuestros días, a partir de la fabricación y comercialización de juguetes desde un enfoque neutro, que obvie factores relativos al género. Porque el cometido real – y no otro – de todo juguete es que los más pequeños, independientemente de su sexo, aprendan jugando.

 

 


4 Comments on this post

  1. decepcionante como han cambiado a Rainbow Bright no le dieron otra oportunidad de ser infantil una vezmas; en cuanto a My Little Pony la cambiaron mucho cuando estaban en los 80´s y salió junto con la nueva Strawberry Shortcake de 2003 ahí por lo menos se asemejaban a una personalidad infantil, eran super tiernas, no habia maldad, siempre interesados en los amigos, jugaban, ahora maniquean, piensan en la moda; pero la nueva imagen de Strawberry Shortcake actual es la que menos me gustó la convirtieron en una Barbie, da mucho que hablar muy decepcionante ya no es la niñita buena, sino como una modelo, y a mi que me gustaba asi, solo falta que cambien a Bob el Constructor y lo vuelva Johnny Bravo o tambien terminen cambiando a Fifi and the Flowertoths y las convierta en unas florecitas superficiales, aun así piensan en cambiar a ¿Dora La Exploradora?

    JuanJo ReMONT / Responder
    • Ciertamente, la evolución que algunas marcas han experimentado da mucho que pensar.
      Esperemos que Dora no experimente ningún cambio físico, y mantenga la apariencia infantil y el carácter aventurero que le caracteriza. Gracias por compartir tu opinión y añadir datos tan interesantes.Vamos a seguir profundizando e investigando en este tema, resultándonos especialmente útiles vuestras aportaciones. Seguimos en contacto. Saludos, ¡y gracias! :)

  2. buen discurso

    hola / Responder
  3. Debo mencionar ,que si tienen razon en el cambio tan drastico de my little pony en cuanto a su apariencia , pero esta animacion es feminista , claro sin caer en el embrismo, no soy fan de esta animacion pero debo comentar que la he visto para poder decir esto , claro que si nos vamos por el lado de los juguetes aun son sexistas ya que todos van dirigidos de muchas formas a las niñas , como muchos otros que fomentan el ser ama de casa o madre

    Tien tien / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*